La salud comunitaria basada en activos para la salud. Un modelo que no cala en el quehacer cotidiano.

José Antonio Iglesias Guerra, Inés Casado Verdejo, Salvador Postigo Mota, Carmen Bárcena Calvo, Isabel Galán Andrés, M José Del Valle Antolín

Resumen


El modelo salutogénico surgió como una respuesta a la concepción patogénica de la salud, y se centra en la identificación

de los factores de riesgo y de los recursos disponibles para abordarlos. En la actualidad se ha convertido en un modelo

de referencia para el diseño y desarrollo de intervenciones de promoción de la salud pero, muchas veces, sólo de manera

formal.

El modelo de activos aporta una perspectiva de salud que fomenta que las personas y comunidades miren al contexto y

se centren en aquello que mejora la salud y el bienestar, pero sigue siendo un reto para la salud comunitaria del siglo XXI.

Y es que requiere esfuerzos, ya que las instituciones presentan dificultades para incorporar dinámicas participativas

con la ciudadanía. Además, los profesionales de la salud tenemos poca capacitación para formar parte de procesos

participativos. Y a todo esto hay que añadir que este tipo de procesos suele cuestionarse incluso por los propios

profesionales y las instituciones, argumentando la insuficiente evidencia que existe sobre su efectividad, y a la ausencia

de resultados inmediatos.


Texto completo:

PDF