CUMPLIMIENTO DE LAS RECOMENDACIONES SOBRE ESTILOS DE VIDA SALUDABLES EN MUJERES EN SEGUIMIENTO TRAS UN CÁNCER DE MAMA

Marta Labrador Ortega, CA Rodríguez Sánchez, B Rodríguez García

Resumen


El cáncer de mama  fue la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres españolas en 2012; aunque su mortalidad actualmente se encuentra en descenso, su incidencia ha aumentado favorecida por el envejecimiento de la población y el desarrollo de las técnicas de detección precoz o screening. Existen factores bien definidos con respecto a los factores pronósticos de este tipo de cáncer y un estilo de vida saludable puede influir en el riesgo de sufrir cáncer de mama, en su recaída y pronóstico.

El propósito de esta investigación consistió en determinar el cumpliento de los estilos de vida saludables en una muestra de mujeres diagnosticadas y tratadas de un cáncer de mama en estadios tempranos y libres de recidiva, que realizan seguimiento en un Servicio de Oncología Médica.

Se realizó un estudio descriptivo transversal sobre hábitos de vida saludable. La población objeto de estudio se compuso de 60 pacientes con cáncer de mama en estadios precoces, sin evidencia de recidiva ni locoregional ni a distancia y en seguimiento ambulatorio. Para la recogida de datos se utilizó un cuestionario no validado autoadministrado durante los meses de abril y mayo de 2015.

Los resultados muestran que un 35% de estas pacientes presentaban sobrepeso y el 15% obesidad, el consumo de frutas y verduras fue aceptable, el 92% de las mujeres encuestadas indicaron consumo de carne roja; alrededor del 50% por encima de las recomendaciones; el 25% refirieron no realizar ningún tipo de actividad física.

Los estilos de vida saludables, en especial la dieta, la realización de ejercicio físico, el control del sobrepeso y la ingesta de alcohol pueden influir en el riesgo de recaída y el pronóstico de las pacientes que han padecido cáncer de mama. Es frecuente que muchas mujeres no realicen un adecuado cumplimiento de estos estilos de vida tras haber sido diagnosticadas y tratadas de un cáncer de mama, ni reciban recomendaciones adecuadas al respecto.


Texto completo:

PDF